Campamento inundó de terror la noche de Demaihue