“El dios plateado que todo lo ve” por Anita Cordera R.