“La Contratapa” reseña a Necrospectiva