Lanzamiento en Santiago tendrá terror y realismo sucio por partida doble